Se acerca la final de la Champions League y los dos equipos aspirantes al título tienen algo en común, sus saltarines. Diego Godín y Cristiano Ronaldo son muy diferentes en personalidad, estilo de juego y posición en la cancha; pero están catalogados por los expertos entre los 10 mejores cabeceadores del fútbol.

Dicen los que saben que Cristiano Ronaldo tiene un salto prodigioso y lo demuestra con sus goles de cabeza (17 en la temporada 2014/15 y ocho en la actual; tres de ellos en partidos de Champions).

PARTIDO DE 1/8 IDA CHAMPIONS LEAGUE REAL MADRID - MANCHESTER UNITED,1-1 GOL CRISTIANO RONALDO

Pero el genoma, tanto de procariotas como de eucariotas, también quiere jugar en la Champions League y tiene sus propios saltarines, los transposones.

Estos,  son segmentos de ADN capaces de movilizarse en el genoma. Al cambiar de posición producen mutaciones, pérdida de bases en el lugar donde estaban y adición en el lugar donde se insertan. De esta manera, los transposones pueden activar o desactivar genes dependiendo del lugar de inserción. Por ejemplo, la pulpa roja en naranjas es consecuencia de la inserción de un transposón en una secuencia regulatoria del gen Ruby que altera el nivel de expresión de la proteína resultante cambiando así el color. La variedad Navalina tiene el gen Ruby normal y en Tarocco el transposón se inserta antes de la secuencia codificante proveyendo un nuevo promotor que cambia la expresión del gen y da como resultado la pulpa roja.

Navalina y Tarocco

En muchas plantas, los transposones son activados por estreses; tal como en la cancha los jugadores estresan a sus marcadores. Para las primeras,  el estrés puede provenir de heridas y para los delanteros del Real Madrid, el estrés es Godín; quien siempre está revoloteando para evitar que le conviertan goles.

Los saltarines fascinan a las mujeres

Así como las mujeres que nunca vieron fútbol y ahora ven los partidos para admirar a Cristiano y sus saltos, Bárbara McClintock se apasionó por los saltarines del genoma y propuso su presencia en el maíz a mediados del siglo XX.

Esta investigadora estudió las rupturas cromosómicas de maíces coloreados y observó que, en una variedad determinada, el cromosoma 9 se rompía con frecuencia en el mismo lugar. También descubrió que la ruptura era debida a dos factores genéticos, uno que se ubicaba en el sitio de la ruptura y que llamó Ds (de disociación) y otro, el Ac (activador), que era necesario para activar la ruptura. Cuando realizó un mapeo cromosómico intentando ubicar Ac en el genoma de maíz, vio diferencias entre plantas que deberían haber sido idénticas y en la mazorca encontró granos con patrones de colores diferentes: pigmentados, sin pigmento y moteados. Estas observaciones la condujeron a pensar que Ac y Ds eran elementos genéticos móviles.

Barbara

Pero fue recién en la década del ´60 cuando se pudo demostrar su existencia en bacterias y luego se encontraron en la mayoría de los seres vivos, inclusive el ser humano. En el año 1983, los saltos hicieron ganar el Premio Nobel a Bárbara y a Cristiano el Balón de Oro en 2008, 2013 y 2014.

La utilidad de los transposones

Si los transposones se insertan en un intrón, truncan la expresión del gen y la proteína por este codificada no se produce. Aprovechando esa capacidad, se han usado transposones para desactivar genes de resistencia a antibióticos usados como marcadores de selección en plantas transgénicas. El transposón “Bella Durmiente” de salmónidos se usa en vertebrados como vehículo para incorporar nuevos genes y  algunos estudios demuestran también su utilidad como vector en terapias génicas para el tratamiento de linfomas.

Así como Cristiano salta en el Real Madrid y le alegra la vida a sus fans con los goles que hace, los saltarines del genoma alegran a los científicos mostrándole, día a día, nuevas utilidades para sus investigaciones. Pero cuidado Cristiano, que en la defensa del Atlético está Godín que de saltar también sabe y ¡mucho!

Godin y Cristiano1

 

Bibliografía y Fuentes de Información

 Ammar, I; Z. Izsvak and Z. Ivics (2012) The sleeping beauty transposon toolbox. Methods.Mol.Biol. 859: 229-240.

ArgenBio. Elementos transponibles: pasado, presente y futuro. Cuaderno 129 Por Qué Biotecnología. Disponible en:

http://www.porquebiotecnologia.com.ar/adc/uploads/elcuaderno_129.pdf

Aronovich, E.L; Mclvor, RS; Hackett, PB (2011) The Sleeping Beauty transposon system: a non-viral vector for gene therapy. Hum. Mol. Genet. 20: R14-R20.

Benjak, A; A. Forneck and J.M. Casacuberta (2008) Genome-wide analysis of the “cut-and-paste” transpososns of grapevine. Plos One 3(9): e3107. doi:10.1371/journal.pone.0003107

Lisch, D (2013) Effects of transposable element insertions on expression tissue specificity and cold inducibility. Nature Review Genetics 14: 49-61.

Perú.com (2015) Los 10 mejores cabeceadores del fútbol mundial.  Disponible en:

http://peru.com/futbol/los-10/10-mejores-cabeceadores-futbol-mundial-fotos-noticia-313667-1000950

Ronaldo dos Santos, Cristiano. Página oficial del Real Madrid. Disponible en:

http://www.realmadrid.com/futbol/plantilla/cristiano-ronaldo-dos-santos

Yuh-Chyang, C; Kuan-Te, L;  Hung-Kuang, T; Na-Sheng, L; Jenn, T (2008) An inducible transposon system to terminate the function of a selectable marker in transgenic plants. Molecular Breeding 21(3): 359-368.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

Prometemos enviar sólamente contenido relevante e interesante, nada de spam.

Política de privacidad

Gracias por suscribirte.

Share This