Lo recuerdo como si fuese ayer. Podía escuchar el latido de mi propio corazón, ya que no todos los días uno tiene la oportunidad de conocer a una persona tan importante como el Dr. Donald C. Johanson  (Chicago, 28 de Junio de 1943) más conocido en el mundo entero por el descubrimiento de Lucy, una hembra perteneciente a una nueva especie denominada Australopithecus afarensis. Pues bien, coincidiendo con el XLII aniversario del descubrimiento de Lucy, Johanson nos deleitó con su presencia y con una charla en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, la antigua Complutum por los Romanos.

Os preguntaréis quién es Lucy y porqué le dedico mi primer post a ella. No quiero dejaros más tiempo con la miel en los labios. Ésta es la historia de uno de los descubrimientos mas relevantes para la ciencia de la evolución de nuestra especie.

Era una mañana de domingo a finales de Noviembre de 1974 en la aldea de Hadar de la región de Afar (Etiopía), a 159 kilometros de Adís Abeba. El paleoantropólogo sueco-estadounidense Donald Carl Johanson, entonces profesor asociado de Anthropología en la Case Western Reserve University, se encontraba realizando un reconocimiento de área cuando reparó en un trozo muy pequeño de hueso que asomaba en la tierra. Al instante fue consciente de que era un resto de un ancestro humano. Poco después dio un giro hacia su izquierda y nos cuenta que vio trocitos muy pequeños de cráneo, un pedazo de mandíbula y dos vertebras.

Hasta ahora todo más o menos normal verdad. Exceptuando un pequeño detalle, ya que los sedimentos de la zona tenían una antigüedad de 3,2 millones de años (hoy entre 3,9 a 3 Ma). Lo cual significaba que era el homínido más antiguo encontrado hasta ese momento. Johanson se dio cuenta de que por la forma de su pelvis había caminado erguida, a su vez las rodillas y tobillos no dejaban lugar a error, debió caminar de manera bípeda. Y es precisamente caminar de pie lo que nos hizo evolucionar.

¿Y qué diantres tienen que ver los Beatles con este hallazgo? Pues todo, aunque pueda parecer mentira.

Durante la noche del descubrimiento mientras celebraban el gran hallazgo Johanson puso una cinta de los Beatles, que era su grupo preferido y todos estaban hablando sobre los restos óseos encontrados, que el creía que pertenecían a una hembra cuando comenzó de repente a sonar por los altavoces Lucy in the Sky with Diamonds.

Fue en ese preciso instante cuando la novia de uno de los allí presentes dijo oye sí es una hembra ¿porque no la llamamos Lucy?. En ese mismo instante Lucy se convirtió en una persona de carne y hueso para todos, figurativamente hablando. A la mañana siguiente al acabar el desayuno cuando se marchaban a excavar alguien dijo, vamos a continuar buscando más restos de Lucy.

No podremos nunca olvidar aquel día en el que Lucy, para nosotros la primera caminante bípeda, escribió una página esencial en la historia de la evolución humana.

Espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo aquel día.

 

 

 

 

 

Únete a la comunidad

Más de 14.212 personas se han unido a nuestra newsletter. Prometemos enviarte sólo cosas interesantes.

POLITICA_PRIVACIDAD

Gracias por suscribirte.

Share This