Si hay unas células del cuerpo humano que se alegran de la llegada de las fiestas navideñas éstas son, sin duda alguna, los adipocitos. Ellos son los encargados de almacenar el exceso de grasas en el cuerpo y, cuando esto ocurre, aumentan su volumen de una forma considerable. Tal incremento es lo que hace que nosotros acabemos el año con unos kilos de más.

Pero además, los hidratos de carbono que no se queman con el ejercicio también acaban, da algún modo, en los adipocitos. De este modo, cuando comemos dulces en exceso las células del hígado y, en menor medida, del tejido adiposo los transforman en lípidos que se almacenan precisamente en los adipocitos. Por eso tanto el exceso de dulces como de grasas nos hace engordar.

Así que en Navidad parece que estas células tienen sus días de gloria. Y por ello, he hecho este amable villancico en el que las células de este tejido nos cuentan lo felices que se ponen durante estas fechas. Además, desde el canal Julinkyvideos aprovecho para desearos una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo a todo el equipo y seguidores de MasScience.

¡Felices Fiestas!

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter

Prometemos enviar sólamente contenido relevante e interesante, nada de spam.

Gracias por suscribirte.