El tema de las dietas veganas y vegetarianas han sido de gran controversia en el mundo de la nutrición.

Puedes encontrar una guía para veganos principiantes en Nutrición Sin Más por si deseas adentrarte un poco más en este mundo, pero toma en cuenta que al mismo tiempo podría perjudicar tu salud.

En este artículo te explicamos la principal diferencia que existe entre ambas dietas y cómo podrían perjudicar a tu salud si eres extremadamente radical. ¡No te despegues!

Vegano vs. Vegetariano

Por si no lo sabías, son dietas diferentes.

La principal diferencia radica en que los veganos no consumen ningún producto de origen animal, mientras que algunos vegetarianos si lo hacen.

Los veganos no consumen carne, pescado, aves, huevos, ni tampoco lácteos. Éstos consumen frutas, verduras, semillas, granos, semillas y frutos secos.

Los vegetarianos simplemente no consumen ningún alimento de origen animal, pero existen diversas variantes.

Los vegetarianos que consumen productos lácteos son llamados “ovo-lacto-vegetarianos”. Si no consumen carne, pollo o aves por cuestiones de salud se les llama “vegetarianos nutricionales”.

También existen los “vegetarianos éticos” que son aquellos que evitan la carne en pro de la preservación del medio ambiente.

Ahora que ya conoces las diferencias, te mostramos algunos problemas que estas dietas podrían traerte.

  1. Problemas cardiovasculares

Si bien es cierto que reducir el consumo de productos de origen animal podría ser beneficioso para enfermedades como la artritis, eliminarlos por completo no es la solución.

Las carnes aportan muchas vitaminas y minerales. Una de las más importantes es la vitamina B12.

Esta vitamina es la encargada de la producción de glóbulos rojos e interviene en importantes procesos metabólicos, como lo es el de la homocisteína.

La homocisteína podría elevarse si existe un déficit de vitamina B12 y cuando esto ocurre, la persona podría desarrollar trombos (coágulos de sangre que se forman en los vasos sanguíneos) y arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias).

A su vez, la ausencia de vitamina B12 en el organismo podría causar anemia megaloblástica, el cual se caracteriza por una presencia de glóbulos rojos más grandes de lo normal.

  1. Déficit de ácidos grasos

Existen ácidos grasos esenciales como lo son el omega 3, 6 y 9.

El omega 3 juega un papel fundamental en la circulación sanguínea. Evita la formación de placas de ateroma, que impiden el flujo normal de sangre a través de las arterias.

Los pescados como el salmón, las sardinas, las anchoas, caballa y caviar son fuentes por excelencia de omega 3. Así como también la carne de res orgánica y el cordero.

Por ende, al no consumir pescados que es un alimento de origen animal, estaríamos dejando de aprovechar el alto contenido de omega 3 que éste ofrece.

Por si fuera poco y retomando el punto anterior, el omega 3 impide la formación de coágulos de sangre que podrían alterar el flujo normal de la misma y producir infartos de miocardio, trombosis o accidentes cerebro vasculares.

También se encarga de reducir los niveles de colesterol malo y aumentar el bueno, mejora la absorción de vitaminas liposolubles, reduce los síntomas de la depresión y reduce riesgos de padecer alguna enfermedad degenerativa.

  1. Huesos más débiles

Las dietas veganas, al prescindir de alimentos de origen animal, hacen que el consumo de vitamina D y calcio disminuya drásticamente.

Los huesos se desgastan constantemente, por lo que necesitas vitamina D y calcio que te ayudarán a compensar la pérdida y a crear nuevos tejidos óseos.

La presencia de vitamina D en el organismo, es la que permite la absorción de calcio. Uno depende del otro, ya que si no consumes suficiente vitamina D, pero si consumes calcio, éste no será absorbido.

En conjunto juegan un papel fundamental para tener unos huesos fuertes, sanos y para mantener la masa ósea con el pasar de los años.

Si bien, es cierta la posibilidad de mantener una vida saludable aún cuando tu dieta es vegana o vegetariana. Pero también tu organismo carecerá de nutrientes que son difíciles de adquirir nada más con vegetales.

Al eliminar un grupo de alimentos tan importante como lo son los de origen vegetal, deberás ingerir suplementos que te permitan en cierta forma obtener los mismos beneficios que éstos aportan por naturaleza.

Para lograr obtener proteínas de calidad, tal como la carne o el pollo, deberás hacer mezclas entre cereales y legumbres.

Decidir llevar una vida vegana o vegetariana tiene sus pros y sus contras, por eso es necesario que consultes con un especialista y así evitar acarrear con problemas de salud.

Share This

Suscríbete a nuestra newsletter

Prometemos enviar sólamente contenido relevante e interesante, nada de spam.

Gracias por suscribirte.