The mathematician’s patterns, like the painter’s or the poet’s must be beautiful; the ideas like the colours or the words, must fit together in a harmonious way. Beauty is the first test: there is no permanent place in the world for ugly mathematics.
― G.H. Hardy, A Mathematician’s Apology

Esta cita del matemático inglés G.H. Hardy dice así:  «Los patrones de los matemáticos, como el del pintor o el del poeta, deben ser hermosos; Las ideas como los colores o las palabras, deben encajar de manera armoniosa. La belleza es la primera prueba: no hay un lugar permanente en el mundo para las matemáticas feas «.

Así que siguiendo estos parámetros, llevo tiempo dedicándome a las «matemáticas bellas» y elegantes, es por ello que elegí la rama de la topología algebráica. Además, como vengo ya diciendo las matemáticas no deben ser trágicas, son patrones naturales, celebran la vida, y la vida debe de tener sentido del humor inteligente, porque las sonrisas transforman el mundo.

Por todo ello, de nuevo tenemos una postal de Pascua con el sentido del humor matemático, y nuestro protagonista es la liebre de Pascua, que es una doble botella de Klein vestida con un craquelado de huevo, y que representa a la diosa Eostre , u Ostara qué es una antigua divinidad germánica de la Primavera.

La cesta es una banda de Möbius, un mueble de diseño por un arquitecto belga que es un sofá de mimbre, su diseñador es Gaëtan van Wyer. Este sofá redimensionado y convertido en nido alberga 5 huevos de los que 4 son minerales que presentan una estructura fractal, de izquierda a derecha tenemos: 1. geoda (calcita de cristal azul), 2. turquesa, 3. cristal de cuarzo (transparente con impurezas), 4. malaquita y 5. No es un mineral, es un juguete, porque introducir un elemento falso hace más creible los otros elementos reales.

Las siguientes protagonistas son las dos mariposas fractales, conjunto de Mandelbrot, llamada Mandelbrot pattern butterfly es una imagen encontrada en Pinterest y publicada por Emma Percival relativa al arte fractal realizada mediante algoritmos.

Otro elemento a destacar es el reloj de arena versión Klein, como estamos en la tercera dimensión se ha tenido en cuenta la gravedad de nuestro planeta y solo tiene un sentido, el lógico en nuestra dimensión.

Y el entorno es una cueva de hielo en Islandia.  Muy bella, y que sugiere la idea del escondite, escondiendo los huevos de Pascua, en un paisaje misterioso a la vez que bello.

 

También hay dos fractales escondidos, el de Julia y una espiral fractal que es el cielo azul en la ilustración.

 

 

 

Y como resultado final tenemos el fotocollage:

Esperando que os guste, os deseamos, la liebre-Klein y yo, unas felices Pascuas matemáticas o no, pero que sean bellas y divertidas.

Referencias

Acme Klein Botlle

Botella de Klein en realidad virtual

La botella de Klein

Un sofá de Möbius

Más postales de la autora

Suscríbete a nuestra newsletter

Prometemos enviar sólamente contenido relevante e interesante, nada de spam.

Política de privacidad

Gracias por suscribirte.

Share This