Texto de Nerea Azkona.

Ilustraciones de Naima Ibáñez.

 

En septiembre de 2015 se adoptó en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un acuerdo internacional llamado a ser el principal instrumento para enfrentar los grandes retos que tenemos hoy en día como la erradicación de la pobreza, la disminución de las desigualdades y la conservación del planeta.

 

Esta nueva agenda firmada por 193 países y con un periodo de aplicación de 15 años consta de

17 objetivos (los Objetivos de Desarrollo Sostenible) y 169 metas todo ello agrupado alrededor de cinco ejes centrales, las llamadas las 5P, por sus siglas en inglés y con el lema “No dejar a nadie atrás” como bandera:

 

  • El área PERSONAS hace referencia al fin de la pobreza y del hambre en todas sus formas y a la garantía de la dignidad y la igualdad
  • El área PLANETA se refiere a la protección de los recursos naturales de nuestro planeta y del clima para generaciones futuras
  • El área PROSPERIDAD está vinculado con asegurar vidas prósperas y satisfactorias en armonía con la naturaleza
  • El área PAZ promueve la paz, la justicia y las sociedades inclusivas
  • Y, el área ALIANZAS (en inglés Partnership) aboga por implementar la agenda a través de una sólida alianza global

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Fig.1. ODS. Ilustración de Naima Ibañez.

 

 

Las tres primera áreas hacen referencia a las tres dimensiones del concepto desarrollo sostenible que se se definió en 1987 en el llamado Informe Brundtland, Nuestro Futuro Común, en el que se recogía el concepto como aquel desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.

 

Actualmente existen múltiples interpretaciones del concepto de desarrollo sostenible, pero todas coinciden en que las medidas a considerar para lograrlo deberán ser económicamente viables, respetar el medioambiente y ser socialmente equitativas, esto es, deben mantener en equilibrio las tres dimensiones que lo componen: la económica que se vincula con el área prosperidad; la medioambiental que hace referencia a el área planeta; y, la social vinculada con el área personas.

 

Antecedentes:

 

La formulación de la Agenda 2030 se caracteriza porque nació de un largo y profundo proceso participativo de más de dos años de consultas públicas, en el que se debatió sobre cuáles deberían ser los enfoques, los contenidos y las prioridades en las que todos los países tenían que centrar sus esfuerzos para lograr un desarrollo realmente sostenible e inclusivo.

 

Es, de hecho, la primera vez que Naciones Unidas aúna bajo un mismo esfuerzo dos compromisos importantes como la erradicación de la pobreza y el cuidado del planeta y que

 

verbaliza la relación entre ambos ya que no se puede lograr un desarrollo realmente inclusivo y duradero si no se integran las tres dimensiones del desarrollo sostenible.

 

Por lo tanto, la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible es el acuerdo internacional donde confluyen dos procesos clave de Naciones Unidas:

 

  • La vía Río+20 (2012) que aunó los esfuerzos por proteger el medioambiente frente a la seria degradación que sufre debido a las actividades humanas
  • La vía Post-ODM (2000) que se inició con los Objetivos de Desarrollo del Milenio cuyo objetivo era la erradicación de la pobreza

 

Características:

 

El hecho de considerar las dimensiones ambiental, social y económica de la sostenibilidad y de unificar las dos vías que hasta el momento existían (pobreza y medioambiente) le dio a la Agenda 2030 de una visión holística e indivisible del desarrollo.

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible con son indivisibles e integrales, universales y de alcance mundial, lo que significa:

 

  • UNIVERSALIDAD: La Agenda 2030 es una llamada a la acción para todos los países por igual, no solo está dirigida a los países del Todos los países deben adaptarse teniendo en cuenta sus diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo y respetando sus políticas y prioridades.
  • INTEGRALIDAD: La Agenda 2030 muestra las interrelaciones complejas de los objetivos, impidiendo priorizar unos sobre otros o considerarlos

 

Así, los principales destinatarios son los países, ya que son los que tienen la responsabilidad de desarrollar políticas, planes y programas de desarrollo sostenible y de llevar un seguimiento y un control de los progresos conseguidos, sin embargo, los ODS también están diseñados para reunir a una amplia gama de organizaciones y conformar el marco común de actuación para todas ellas: como la sociedad civil, la academia, lo sindicaos y, por primera vez recogido en un documento de Naciones Unidas, las empresas.

 

En septiembre de 2020 la agenda cumplió sus 5 primeros años y pasamos a lo que se ha denominado “La década para la acción”, lo que significa que nos quedan 10 años y mucho esfuerzo por delante si queremos lograr los ODS.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Fig.2. El planeta llora. Ilustración de Naima Ibañez.

Referencias:

 

Únete a la comunidad

Más de 13.870 personas se han unido a nuestra newsletter. Prometemos enviarte sólo cosas interesantes.

POLITICA_PRIVACIDAD

Gracias por suscribirte.

Share This