Bacterias para destruir tumores

El cáncer es una de las enfermedades que más afecta a la población mundial. Por ello, los avances científicos en su tratamiento y prevención son de suma importancia. Recientemente, un grupo de investigadores ha desarrollado una nueva estrategia para combatir tumores cancerígenos utilizando bacterias modificadas genéticamente. Usar bacterias para destruir tumores es una de ellas.

El uso de bacterias como agentes terapéuticos no es una idea nueva, pero este enfoque innovador promete un futuro prometedor en el campo de la oncología.

Bacterias modificadas genéticamente para combatir el cáncer

El estudio, publicado en la revista científica Nature Medicine, describe cómo los investigadores han utilizado técnicas de ingeniería genética para modificar la bacteria E. coli, que se encuentra comúnmente en nuestro tracto digestivo. Estas bacterias modificadas fueron diseñadas para detectar y atacar tumores, liberando enzimas que destruyen las células cancerosas sin afectar a las células sanas circundantes.

Este enfoque innovador es posible gracias a la capacidad natural de las bacterias para infiltrarse en áreas con baja concentración de oxígeno, como los tumores sólidos. A medida que el tumor crece, se vuelven más difíciles de tratar debido a la falta de oxígeno, lo que impide que los tratamientos convencionales, como la quimioterapia y la radioterapia, sean efectivos.

La bacteria E. coli modificada genéticamente, en cambio, es capaz de sobrevivir y prosperar en estas condiciones hostiles. Esto permite que las bacterias se acumulen en el tumor, donde liberan las enzimas terapéuticas específicamente diseñadas para atacar y destruir las células cancerosas.

Resultados prometedores en estudios preclínicos

Los investigadores llevaron a cabo estudios preclínicos en modelos animales para evaluar la efectividad de las bacterias modificadas genéticamente en la lucha contra el cáncer. Los resultados fueron alentadores, ya que las bacterias fueron capaces de localizar y destruir tumores con gran precisión y eficacia.

En un experimento, los investigadores utilizaron ratones con tumores de cáncer de colon humano. Después de ser tratados con las bacterias modificadas, los tumores en los ratones disminuyeron significativamente en tamaño. Además, no se observaron efectos secundarios graves en los animales, lo que sugiere que este enfoque podría ser seguro y bien tolerado.

Desafíos y perspectivas futuras de las bacterias para destruir tumores

A pesar de los resultados prometedores en estudios preclínicos, aún queda mucho trabajo por hacer antes de que las bacterias modificadas genéticamente puedan ser utilizadas en tratamientos humanos. 

Fuente
Science Advances

Únete a la comunidad

Más de 16.000 personas se han unido a nuestra newsletter. Prometemos enviarte sólo cosas interesantes.

Gracias por suscribirte.

Share This