En 2013, Apple acaparó los titulares con la adquisición de PrimeSense, una compañía líder en sensores 3D, por aproximadamente 400 millones de dólares. PrimeSense había impulsado el Kinect de Microsoft para Xbox 360 y contribuido a la revolucionaria tecnología Face ID de Apple. Ahora, los fundadores de PrimeSense, Michael Shpigelmacher, Aviad Maizels y Alex Shpunt, han emprendido una nueva aventura con su startup médica, Bionaut Labs. En lugar de la tecnología de sensores, su enfoque está en explorar las profundidades intrincadas del cerebro humano.

Actualmente, Bionaut Labs está realizando pruebas en una instalación de la Clínica Mayo y se está preparando para iniciar ensayos clínicos en colaboración con cinco prestigiosos centros médicos de los EE. UU., ya que busca la aprobación de la FDA. Para apoyar su innovador trabajo, Bionaut está en proceso de recaudar fondos en una ronda de financiación de la Serie B-1, con la plataforma de inversión OurCrowd destacando prominentemente.

La innovación central de Bionaut Labs radica en su desarrollo de un pequeño micro-robot, denominado apropiadamente el Bionaut, que mide menos que un grano de arroz. Este micro-robot se guía con precisión a través del sistema nervioso central de un paciente hasta una zona objetivo dentro del cerebro. Una vez allí, puede realizar pequeñas intervenciones quirúrgicas, administrar medicamentos terapéuticos o extraer tejido para biopsias.

La motivación detrás del trabajo de Bionaut Labs proviene de la realización de que los tratamientos para enfermedades localizadas en regiones específicas del cuerpo, particularmente el cerebro, carecen de precisión. Shpigelmacher, CEO de Bionaut Labs, compara los tratamientos existentes con «bombardear el cuerpo del paciente con medicamentos», causando efectos secundarios no deseados y daño a los tejidos y órganos circundantes. Este enfoque impreciso ha sido similar a usar una manguera de incendios para lavar un solo plato sucio, inundando toda la casa en el proceso.

En contraste, el micro-robot Bionaut ofrece una solución. Guiado por un médico utilizando un poderoso imán, el Bionaut puede administrar terapia dirigida directamente a tumores u otros objetivos localizados, incluso aquellos en lo más profundo del cerebro. Este enfoque innovador sortea los desafíos planteados por la barrera hematoencefálica, que dificulta la administración precisa de medicamentos donde se necesitan. Además, los métodos quirúrgicos tradicionales para llegar al cerebro conllevan riesgos significativos, invasión extensa y largos periodos de recuperación.

El Dr. Bill Loudon, Vicepresidente de Neurociencia en Bionaut Labs, enfatiza las ventajas del Bionaut para superar estos obstáculos. Asegura que la tecnología representa un avance significativo, ya que proporciona un nivel completamente nuevo de precisión. Bionaut Labs ha desarrollado varios prototipos de micro-robots, cada uno diseñado con un propósito específico. Estos incluyen un Bionaut en forma de cápsula para el movimiento fluido, un Bionaut en forma de sacacorchos para la penetración de tejidos y un Bionaut con punta afilada capaz de realizar microcirugía en quistes cerebrales que causan afecciones como hidrocefalia o síndrome de Dandy-Walker.

La capacidad del Bionaut para llevar una carga terapéutica directamente al área objetivo evita la necesidad de inundar todo el sistema nervioso central con medicamentos. En lugar de perforar varios centímetros de tejido cerebral, el micro-robot puede navegar a través de fluidos internos para alcanzar su destino, a menudo con milímetros de precisión. Shpigelmacher afirma que su enfoque minimiza la penetración de tejidos a la distancia más segura y corta posible, allanando el camino para un paradigma completamente nuevo en el tratamiento de enfermedades cerebrales.

Cada micro-robot Bionaut incorpora un potente imán que permite el control remoto desde fuera del cuerpo. Antes del procedimiento, el paciente se somete a una resonancia magnética o una tomografía computarizada, que el médico utiliza para planificar la ruta óptima hacia el área afectada. Esta ruta se carga luego en una computadora. Posteriormente, mientras el paciente está sedado, el Bionaut se inyecta en el sistema nervioso central en el punto de entrada predeterminado. A partir de este momento, la computadora se hace cargo, guiando la sonda a su destino con un daño mínimo al tejido circundante, mientras el médico supervisa el progreso a través de rayos X.

Shpigelmacher reconoce el inmenso potencial de mercado para los productos terapéuticos para el cerebro y el sistema nervioso central, que actualmente supera los 130 mil millones de dólares y se proyecta que crezca a más de 200 mil millones. Las principales compañías farmacéuticas están enfocadas en diversas condiciones neurodegenerativas como Parkinson, Huntington, Alzheimer, epilepsia y glioblastoma. Sin embargo, todas enfrentan el desafío común de administrar medicamentos en ubicaciones precisas dentro del cerebro.

El objetivo de Bionaut Labs es abordar este obstáculo crítico. En lugar de reemplazar los medicamentos existentes o sus cargas, su enfoque se centra en proporcionar un medio para que los fabricantes de medicamentos alcancen sus objetivos previstos. Shpigelmacher enfatiza las vastas oportunidades incluso dentro de los mercados de neurodegeneración, cáncer cerebral y epilepsia, que por sí solos superan los 70 mil millones de dólares.

Bionaut Labs ya está en conversaciones con la FDA para llevar su tecnología a la clínica el próximo año. Su ambicioso cronograma prevé datos humanos tempranos para el dispositivo a finales de 2024, seguido de la concesión de licencias para indicaciones neurológicas más amplias en 2025.

El éxito de empresas especializadas en cirugía robótica y tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, como Intuitive Surgical, Novocure y Halozyme, sirve de inspiración para Bionaut Labs. Estas empresas han demostrado la viabilidad y el inmenso valor de los enfoques médicos innovadores, propulsándolos a una presencia significativa en el mercado y a una alta valoración.

Shpigelmacher concluye revelando el entusiasmo y la anticipación entre varios especialistas médicos. Médicos de diversas disciplinas, incluyendo cardiología, gastroenterología y oftalmología, han expresado su interés en participar en la investigación de Bionaut Labs. Esto refleja el potencial transformador de su tecnología de micro-robots en la revolución de los tratamientos cerebrales dirigidos y en la apertura de nuevas fronteras en la ciencia médica.

Fuente: 
Bionaut Labs

Únete a la comunidad

Más de 16.000 personas se han unido a nuestra newsletter. Prometemos enviarte sólo cosas interesantes.

Gracias por suscribirte.

Share This